Parque Nacional Talampaya, provincia de La Rioja

El Parque Nacional Talampaya protege una muestra del monte de sierras y bolsones, pre-puna y chaco seco.
Los Parques de Ischigualasto y Talampaya se extienden por una superficie de más de 275.300 hectáreas en la región desértica que limita al oeste con las Sierras Pampeanas del centro de Argentina, y albergan el conjunto continental de fósiles más completo del mundo correspondientes al Triásico (hace 245-208 millones de años).

El Parque Nacional Talampaya protege una muestra del monte de sierras y bolsones, pre-puna y chaco seco.

La eco-región montes de sierras y bolsones está compuesta por una región árida que ocupa faldeos y valles intermontanos, y planicies de escasa pendiente que forman cuencas cerradas o semicerradas. Los suelos son mayormente arenosos, pobres en materia orgánica y salinos.

La eco-región chaco seco está compuesta por una vasta planicie con suave pendiente hacia el Este en la que dominan los bosques xerófilos y, según el distrito, sabanas y pastizales.  

En la zona se encuentran amplios sectores de escasa vegetación denominados huayquerías. También son abundantes las formaciones de areniscas y piedra.

Predomina la vegetación arbustiva, rala y achaparrada, como el retamo, las jarillas, la brea y las cactáceas, como los "puquis" y varios cardones. Y, en los faldeos serranos crece la chica, arbolito endémico de La Rioja, San Juan y San Luis. Sobre los cauces temporarios se desarrollan bosques abiertos con algarrobos y en la zona de Los Cajones molles de beber.

Respecto de la fauna, es posible observar en las cercanías de la entrada al parque, zorros grises, chuñas de patas negras y calandrias mora. Entre los mamíferos se encuentra el pichi-ciego o "intiquirquincho", un pequeño armadillo de hábitos subterráneos.  

Las aves propias del lugar son el gallito arena o "pampa-guanaco", el canastero rojizo y el cacholote pardo. Asimismo, los altos paredones son utilizados como apostaderos por rapaces como el cóndor andino, el águila mora y el halcón peregrino; y también es aprovechada como morada por el chinchillón.  

En épocas pre-hispánicas, el área se encontraba ocupada por pueblos originarios, por lo cual la zona posee un alto valor cultural. En Talampaya, muchos sitios han sido excavados y pueden ser observados en las excursiones que se adentran en el Parque.




Fuente Utilizada

- Parque Nacional Talampaya; Web: www.parquesnacionales.gov.ar ;  Link: www.parquesnacionales.gov.ar/03_ap/36_talampaya_PN/36_talampaya_PN.htm al 14 de julio de 2011
- Web: whc.unesco.org; URL: whc.unesco.org/en/list/966 al 14 de julio de 2011  

Recibí nuestro Newsletter!

Suscribite y recibí nuestro boletín de información.

@

Búsqueda

Publicidad