El Caballito, Caballito, Ciudad de Buenos Aires

El barrio de Caballito es llamado así a partir de una veleta de latón, con forma de caballito, que estaba ubicada en la parte superior del frente de una antigua pulpería.
El 15 de febrero de 1821, un inmigrante genovés, Don Nicolás Vila, adquirió la manzana comprendida entre las calles Rivadavia, Emilio Mitre, Juan B. Alberdi y Víctor Martínez. Allí edificó una casa de cuatro habitaciones, y en una de ellas, una pulpería. En la puerta del local, Vila colocó un mástil con una veleta de latón que contenía la figura de un caballo.

Se trataba de una figura de latón grueso de 0,56 m de largo por 0,35 m de alto, y fue obra de un herrero apellidado Guerrero, quien la fabricó en el año 1821.  

Cuando la gente se citaba en esa esquina mencionaba como lugar de encuentro la "esquina del caballito" y así pasó en el "entendimiento popular" de la esquina del Caballito al barrio de Caballito.

Tras la muerte de Vila, la propiedad fue rematada y la veleta tuvo diversos destinos hasta que fue donada por Don Manuel F. Domato y familia al Complejo Museográfico de Luján, donde se conserva actualmente en el Museo del Transporte, en la Sala La Porteña.   

La veleta donada tiene la señal de un balazo en el pescuezo, que pudo haber sido provocado por algún vecino durante alguna fiesta, o alguien que estuviera probando su puntería con la veleta.  

Luis Perlotti diseñó una réplica de la veleta que no llegó a terminar y que, luego de su fallecimiento, completó su discípulo, el escultor Juan Carlos Ferraro.

La réplica se inauguró el 3 de noviembre de 1969 en la Plaza Primera Junta, centro neurálgico del barrio, donde coronaba un mástil -hoy la veleta ha desaparecido- que en su base posee dos relieves de bronce, también de Perlotti, que representan la locomotora La Porteña y La Carreta.

Es que justamente la locomotora “La Porteña” fue la primera locomotora usada por un tren en Argentina en 1857, uniendo lo que es hoy el Teatro Colón y el barrio de Floresta, pasando por El Caballito.

La carreta hace alusión a la época en que funcionaba La Pulpería de El Caballito.  

La idea de Perlotti de honrar el Barrio de Caballito reproduciendo la veleta que le diera su nombre, no fue mala. Hoy la Pulpería el Caballito ya no existe. La veleta de El Caballito ya no está en el Barrio de Caballito. La calle donde se encontraba la Pulpería se llamó en épocas anteriores Polvorines, luego El Caballito, y hoy se llama Emilio Mitre. Y por lo tanto, hoy ya no queda ningún vestigio de lo que provocó el nombre de este mítico barrio de Buenos Aires, mas que el mástil con los relieves en bronce de Luis Perlotti.  




Glosario

Pulpería

(Amer.) Tienda donde se venden productos diversos como vino y aguardientes o licores, droguería, buhonería, mercería, etc.

Fuente Utilizada

- www.museoperlotti.buenosaires.gob.ar al 8 de junio de 2010.
- Descubriendo el Patrimonio 02 - La veleta del Caballito. Publicado en la página de Facebook de El Complejo Museográfico Enrique Udaondo, el 8 de junio de 2010.
-"El País que no Miramos", serie de documentales para televisión producidos por Iván Grondona. Archivo General de la Nación.
 

Recibí nuestro Newsletter!

Suscribite y recibí nuestro boletín de información.

@

Búsqueda

Publicidad